Gourmet

Norte de Santander, CUNA DEL CAFÉ COLOMBIANO

taza_y_costal_cafe
Comparte en tus redes este link

En un país cafetero como Colombia es común que todos creciéramos con la tradición de tomar café, pero cuántos conocemos sobre su historia… ¿Sabía que los historiadores cuentan que los primeros cultivos se dieron en Salazar de Las Palmas en Norte de Santander?

granos-de-cafe

 

Según lo registra la historia, los primeros cultivos de café crecieron en la zona oriental del país y la primera producción comercial fueron 2560 sacos exportados desde la aduana de Cúcuta.

De acuerdo a los testimonios de la época, el comienzo de esa producción en nuestro departamento se le atribuye a Francisco Romero, un sacerdote que imponía durante la confesión a los feligreses de la población de Salazar de las Palmas la penitencia de sembrar café, un gran impulso en la propagación del cultivo del grano en esta zona del país.

Rescatando la tradición de tomar café

En el país se sigue incentivando el consumo de café, especialmente en los jóvenes, quienes se abren a nuevas experiencias y son más exigentes a la hora de consumir un producto.

Siguiendo esta tendencia, desde hace un tiempo han surgido tiendas especializadas que incentivan el consumo de café, yendo más allá de la típica bebida caliente, para dar paso a la elaboración de capuccinos, lattes, americados, frappeados y granizados, un concepto moderno y exquisito.

Producción cafetera en Norte de Santander

De 40 municipios que posee el departamento, 36 son productores de café con 26.000 hectáreas, siendo la actividad agrícola más importante de la región.

Norte de Santander se caracteriza por tener una caficultura de alta calidad, su sistema de producción agroforestal, condiciones climáticas y suelos, le otorgan unas características especiales en variedad de sabores.

Así lo confirma un estudio realizado por Cenicafé cuyos resultados dejaron ver que en el departamento no hay una denominación única de origen debido a la diversidad de sabores. Esta ventaja ha permitido obtener una mayor competitividad en el mercado, al poder ofrecer una oferta comercial basada en distintos sabores y en cualquier época del año.

Gracias a esa competitividad, algunos caficultores del departamento han participado en el concurso nacional Taza de Excelencia, que anualmente reúne más de 400 aspirantes de todo el país con sus mejores cosechas.

Comentarios de facebook

Revista Activa

Agregar un comentario

Clic aquí para publicar un comentario