Vida Saludable

¿Qué puedo comer si llevo ortodoncia fija?

Sin título-1
Comparte en tus redes este link

La clave no está en dejar de consumir ciertos alimentos, sino en moderar o bien cambiar su forma de consumo. Recordemos que cuidar los aparatos es esencial para conseguir los mejores resultados, especialmente en el caso de los pacientes con brackets. Los aparatos fijos requieren un mayor cuidado en la alimentación.

Hay muchos factores que pueden condicionar la dieta durante la ortodoncia. En las primeras etapas, el dolor y la posible aparición de llagas pueden provocar molestias en la masticación. Además, algunos alimentos duros pueden dañar los aparatos.

Estos son los alimentos más recomendados para consumir si llevamos aparatos:

  1. Alimentos blandos y líquidos. Especialmente en las primeras semanas los purés, las sopas y los alimentos cocidos serán nuestros aliados porque facilitan la masticación.
  2. Frutas y verduras. Algunas frutas como la manzana es preferible cortarlas antes de comerlas.
  3. Pescado. Su textura suave facilita la masticación.
  4. Durante el resto del tratamiento, podremos tomar todo tipo de alimentos siempre que mantengamos unos cuidados bucodentales óptimos.

alimentos-puedo-comer-con-brackets

¿Qué alimentos moderar durante la ortodoncia?

Tomar estas precauciones evita daños en los aparatos:

  1. Los alimentos con azúcar favorecen la acumulación de placa bacteriana, y el azúcar es una de las principales causas del desarrollo de caries, una patología que puede complicar el tratamiento. Además, suelen ser muy pegajosos, de modo que pueden quedarse pegados a los aparatos y romperlos con el tiempo.
  2. Alimentos cítricos y los ácidos. En caso de tener alguna irritación bucal o llagas, pueden provocar un dolor muy intenso al consumir alimentos como el limón, la naranja o el vinagre.
  3. Alimentos duros y pequeños como los frutos secos y los chicles requieren de un esfuerzo al masticar y se pueden pegar entre los aparatos.

shutterstock-407413825-1080x675

Para que la alimentación no sea un problema durante la ortodoncia, es imprescindible mantener una buena higiene bucal. Una de las técnicas de higiene más recomendadas es la irrigación bucal, que permite eliminar los restos de bacterias y alimentos de los espacios entre aparato y dientes.

Algunos alimentos como los bocadillos, el chocolate o ciertas frutas requieren mayor esfuerzo al masticar. Para evitar dolor e irritaciones, es recomendable cortarlos previamente.

Por otro lado, no olvidemos la importancia de visitar al dentista de confianza de forma frecuente. Las revisiones y el seguimiento profesional son imprescindibles si queremos conseguir una sonrisa perfecta con la ortodoncia.

Comentarios de facebook