Redescubriendo el turismo en Norte de Santander

Lo que resta de 2020 y el próximo año serán el punto de partida para que el turismo regional tome un nuevo aire en medio de la pandemia. Conozca los destinos más atractivos para disfrutar de manera responsable y biosegura la magia de Norte de Santander.

Indudablemente la industria turística ha sido una de las actividades más golpeadas durante la emergencia generada la COVID-19. A pesar de las dificultades, en muchas zonas ya iniciaron un plan de reactivación turística con todos los protocolos de bioseguridad que exige la nueva normalidad. Estos son los recomendados ACTIVA para viajar y apoyar el turismo local.

Chinácota

La “Casa bonita” volvió a albergar de manera paulatina a los turistas que llegan a Chinácota por la variedad gastronómica, de cabañas y hoteles con espacios campestres, como el Hotel resort La Montaña, el restaurante Quinta K o los cafés y restaurantes en Iscalá. A estas opciones se suman los paisajes naturales para hacer senderismo, ciclo montañismo y hasta parapente. La Laguna de Caña Fístolo, el Pozo del Amor o los cerros de la Vieja, las Tres cruces y Pechoevaca son algunos de los lugares recomendados.

@la_montana_chinacota

Pamplona

Más allá del turismo religioso y las deliciosas colaciones, en la “Ciudad mitrada” pueden conocer sobre historia, cultura y arquitectura colonial visitando La Casa de mercado o museos como el de Arte religioso, el de Arte moderno Eduardo Ramírez Villamizar, el Museo Casa Colonial, el Azóategui o el Museo Fotográfico Toto Villamizar.

Si el plan es disfrutar al aire libre, está el Centro recreacional Los Tanques, la vereda Monte Adentro o los miradores del barrio Cristo Rey y la Casa Nazareth.

Parque Principal Águeda Gallardo – Pamplona

Bochalema

Su agradable temperatura y llamativo Samán de más de 20 metros en medio del parque principal, son el abrebocas de Bochalema. El ecoturismo ha cobrado fuerza en los últimos años por el encanto de la Quebrada La Peronía o el sendero de Agua Blanca, en donde pueden apreciar sitios como la Alcancía del diablo, la Cueva de la Virgen, el Pozo de las brujas, la Piedra Calavera o La Laja de la Llorona. También hacen parte del municipio El Azufral y El Raizón, famosos por sus piscinas naturales de aguas azufradas benéficas para el cuerpo humano.

Aguas termales El Raizón -Bochalema Foto:Visitcucuta.com

Cácota de Velazco

Desde su entrada llama la atención por sus calles y casa coloniales con vistosos jardines que abren paso al atractivo parque principal, en donde las esculturas y moyas de barro gigantes dan muestra de la vocación artesanal de sus pobladores. Este tan solo es el punto de partida para recorrer el camino que los llevará a la majestuosa Laguna del Cacique de Cácota, un biodiverso paisaje a casi 3.000 metros sobre el nivel de mar lleno de encanto, leyendas y magia.

Chitagá

Es considerado como el corazón de la ruta del durazno y su vocación agrícola lo hace ser potencia en producción de lácteos. El recorrido ecoturístico habitualmente es guiado por pobladores del municipio, quienes los llevarán a disfrutar de postales naturales únicas en las lagunas de El Salado, Comagüeta y El tambor, nacientes del Páramo Almorzadero. Otro gran atractivo histórico para conocer es el Puente Real o Bolívar, catalogado como Bien de Interés Cultural de carácter nacional.

Laguna Comagüeta – Chitagá
Foto Visitcucuta.com

El Ministerio de Comercio Industria y Turismo, FONTUR e Innpulsa anunciaron acompañamiento en Norte de Santander para estimular proyectos turísticos en el marco del Bicentenario 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *