Cartas a mamá

Mujeres de palabra

Querida mamá:

Quiero contarte que he sido invitada a ser columnista de una prestigiosa revista de la región, creada hace varios años por jóvenes profesionales quienes vieron posibilidades de crecimiento en una empresa periodística. Hacer empresa de intangibles suele ser una quijotada en una región históricamente ligada al comercio, como Cúcuta, pero lo han hecho bien.

¡Columnista, imagínate! Después de haber ejercido el periodismo por casi una década y abandonarlo, vuelvo a los medios escritos. Eso me tiene dichosa, pero reconozco los retos que implican ser una mujer de palabra.

Resulta que no hay muchas mujeres columnistas en el nororiente colombiano. Entre el 2019 y el 2020 en Vanguadia.com, el periódico de Bucaramanga, (Santander) apenas cuatro mujeres publicaron notas de opinión. En total fueron 72 columnas.

En LaOpinión.com, nuestro periódico regional, cinco mujeres escribieron sus columnas, con un total de 26 publicaciones entre los dos años.

Puedo decir con certeza, a partir de estos datos recopilados por un grupo de estudiantes de Opinión Pública de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Pontificia Bolivariana (Bucaramanga), que la mujer es subrepresentada en los medios de comunicación, pese a la creencia en la ‘feminización’ del periodismo.

Sin embargo, este no es una situación exclusiva de los ‘Santanderes’. De acuerdo con el informe el del Proyecto de Monitoreo Global de Medios (2017), en América Latina, las mujeres son el 47% de los reporteros de prensa, el 36% en radio y el 50% en televisión, pero los datos que relacionen el porcentaje de hombre y mujeres en los géneros de opinión son escasos e imprecisos.

Ya específicamente en Colombia, el estudio “Líderes de opinión en la prensa colombiana: una metodología para el análisis sistemático de encuadramientos” realizado hace más de 7 años, mostró que el 78,6% de los hombres generan posiciones y opinión en los medios, mientras que la actividad de las mujeres se reduce a 21,4%. Esto relacionado con la falta de oportunidades y por la forma masculinizadora de los medios (Giraldo & Montealegre, 2013).

Así pues, abrir este espacio en la Revista Activa lo considero una excepcionalidad en un contexto donde la opinión se asume con ligereza, por cuenta de las libertades que nos ofrecen las redes sociales y la abundancia de los bulos y fake news.

Sin duda esta será una columna destinada a proponer discusiones sobre el papel de la mujer en la esfera pública, en la política, en la academia y en la ciencia; destinada a revalorizar la palabra femenina, porque somos mujeres de palabra.

Para comentarios o sugerencias: aespinel77@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *