Nuevos aires para Semana Santa 2021

Por segunda ocasión uno de los momentos litúrgicamente más importantes del año para los católicos estará condicionado por el Covid-19. En 2021 la invitación para los fieles es a adaptarse a los nuevos aires con que llegará esta Semana Santa.

Aunque el mundo avanza en una fase histórica de inmunización con las vacunas fabricadas en tiempo récord, el proceso no estará finalizado para el domingo 28 de marzo, cuando inicie los ocho días de Pasión con el Domingo de Ramos.

Con aprendizajes y la experiencia del saberse reinventar, la iglesia católica enfrentará un nuevo período y vivirá un Triduo Pascual que garantice la debida celebración de los misterios, respetando la salud pública.

Desde el Vaticano, a través de un comunicado, se ha dejado a decisión de los obispos el qué hacer en la segunda Semana Santa en pandemia, pero se da vía libre para cancelar procesiones, tal como se hizo el año anterior.

Fotos suministradas por el Centro de Comunicaciones de la Diócesis de Cúcuta.

¿Cómo será la Semana Santa en Cúcuta?

Por la prohibición de los eventos públicos de más 500 personas, el año pasado los feligreses cucuteños participaron de una programación virtual o transmitida a través de la radio. Este año el panorama será diferente para algunos.

Nuevamente los medios de comunicación y las plataformas digitales serán los aliados para transmitir las ceremonias de la fecha, para las que solo en los templos de mayor capacidad, se podrán cumplir de manera presencial e interna Lo anterior, cumpliendo con los aforos permitidos (35%), con el protocolo de ingreso y estancia (Inscripción, uso de antibacterial, toma de temperatura, tapete de desinfección, uso obligatorio de tapabocas) y con las garantías para vivir la tradición litúrgica, siendo responsables y protegiendo la vida.

“Jesucristo es nuestra esperanza” será el tema con el cual se vivirá la Semana Santa 2021, y que como explica desde la Diócesis de Cúcuta, Monseñor José Libardo Garcés: “finalmente, la fe en Jesús enciende una esperanza que no defrauda y que hace que nos mantengamos en pie, con la fuerza que viene de lo alto y con la gracia de Dios que nos acompaña”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *