Los retos de Andrea y Daniella en el DESAFÍO THE BOX

Estar en un reality show como el DESAFÍO THE BOX implica una exigencia física, no solo para los participantes, sino para todo el equipo de producción incluyendo a las presentadoras.

Andrea Serna

La talla, experiencia y gran manejo ante la cámara son solo algunas de las características que resaltan en el perfil de Andrea como una de las mejores presentadoras del país.

Para Andrea, el ser parte de un programa de tanta envergadura, la hace desafiarse a sí misma, fortalecer su carácter y ser más disciplinada con sus retos en entrenamiento personal. Es una convencida de que nada se puede lograr en la vida si no se tiene voluntad.

Ella resalta que los esfuerzos en conjunto son muy importantes para lograr la armonía y alto desempeño laboral: “El trabajo en equipo es fundamental, es la manera más segura de dar pasos firmes hacia un objetivo. El Desafío es un proyecto enorme, y para grandes retos, grandes equipos”, afirmó en sus redes. 

Daniella Álvarez

La exreina y presentadora ha dejado boquiabiertos a todos sus seguidores por su fortaleza de espíritu y garra luchadora al enfrentar con optimismo y actitud esperanzadora, una de las situaciones más complejas: perder una de sus extremidades. No niega que tuvo momentos de afectación, pero sus ganas de demostrarse a sí misma, que es capaz de superar cualquier adversidad con Dios y su familia a su favor, la ayudaron a convertirse en un símbolo de victoria para muchos.

Su papel de anfitriona en el reality es inspirador para los participantes y para el público. Daniella, brilla y transmite entusiasmo.

“En la vida no pierdes cuando te caes, pierdes cuando te rindes. Podemos equivocarnos y fallar, mientras aprendamos del error para no volver a repetirlo. Lo lindo de la vida es entender que el único poder que tenemos como personas es nuestra decisión. Yo decido ser una mujer fuerte, capaz y con toda la voluntad para seguir adelante”, escribió en su Instagram. Ambas han forjado un lazo de sororidad que ha trascendido de la pantalla a la vida cotidiana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *