Benlewis Gaviria, el venezolano que conquista paladares en Cúcuta con su ‘Gran Cosecha’

El creador y gerente de la panadería La Gran Cosecha nos cuenta cómo, tras no darse por vencido durante seis años, consiguió el reconocimiento y éxito de su empresa.

Cuando empecé me la pasaba leyendo historias de superación y decía: si él puede, por qué yo no voy a poder”; con esas palabras, Benlewis Gaviria, un caraqueño que llegó a Colombia con una maleta cargada de sueños, empieza a contar su historia de superación en la que luego de dejar su país natal para buscar nuevas oportunidades en Colombia, pasó de ser emprendedor a empresario en Cúcuta, la ciudad que desde hace más de seis años lo acogió y le permitió cumplir uno de sus más preciados sueños: construir un legado.

Con la insignia de “compartir para multiplicar” Benlewis reafirma que la razón de su éxito radica e que luego de varios años de pruebas y errores, entendió que debía revolucionar la manera de trabajar, sirviendo y creando lazos emocionales con sus clientes.

Migrar y emprender

“Ese proceso fue durísimo”, recuerda con nostalgia. Ben, tomó la decisión de migrar a sus 27 años, aunque en Venezuela tenía un trabajo estable y algunos negocios independientes, sentía que la seguridad jurídica era la piedra en el zapato que le truncaba ese deseo de crear empresa. Al llegar a Cúcuta encontró “una plaza distinta para la que no estaba preparado” y afirma que ese fue el motivo por el que le tomó tanto tiempo lograr un punto de equilibrio.

¡Panadero a sus zapatos!

Recordar sus inicios, despierta en Ben un mar de emociones y no es para menos, destino o diosidencias, el camino lo fue llevando a sembrar las bases de la que hoy es su ‘Gran Cosecha’.

Su idea de negocio inicialmente era crear una farmacia, sin embargo, mientras buscaba un local, su ex-suegro le recomendó un punto en el que auguraba iba a tener buena acogida una panadería.

“Fue un domingo en la tarde, cuando vi el local por primera vez. Solo había una barrita de cerámica y una vitrina. Me encantó y dije quiero aquí, es mi negocio” expresa y recalca aquella conexión que, en ese entonces, le hacía ver en ese humilde espacio, infinidad de posibilidades.

Así empezó a trabajar junto a dos personas más, atendiendo a la gente, siendo cajero, domiciliario y a su vez, cuando había espacio, asistiendo los oficios de panadería. Sin embargo, Ben, no era panadero y le costó varios golpes, entender el significado que este oficio aportaría a su vida.

Durante sus tres primeros años tuvo que enfrentar varios obstáculos. “Cuando me vi fracasado, aquí mismo en un computador, busqué: ‘razones por las que fracasa un emprendedor’; encontré una muy poderosa, decía: ‘porque no domina su oficio’. Entonces me di cuenta que al no ser ni panadero ni pastelero, de puertas para adentro yo no conocía el negocio, y empecé a estudiar panadería y pastelería”.

Así empezó a marcar un enfoque y rumbo diferente, trabajando con un propósito. Mejoró sus fórmulas, fortaleció sus lazos emocionales con cada uno de sus clientes y al cuarto año, llegó el “efecto bola de nieve”, como resultado de “hacer las cosas con vocación de servir” concluye.

Actualmente, ‘La Gran Cosecha’ cuenta con tres sedes, en Los Patios, Atalaya y La Libertad y genera más de 100 empleos, consolidándose como una de las panaderías más reconocidas de Cúcuta y su área metropolitana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *