Papás famosos e inspiradores

Carlos “El gordo” Benjumea

Este actor de cine, televisión y teatro falleció el pasado mes de mayo, pero su arte dejó una huella profunda en el público colombiano y trasciende a través de sus hijos Ernesto, Marcela y Paola Benjumea. Los dos primeros con una trayectoria más amplia y sólida y Paola abriéndose paso en esta
industria. Carlos fue clave inspiración en la formación de sus hijos.

Gerardo de Francisco

Talentoso actor, músico y arquitecto vallecaucano, padre de dos íconos de la cultura artística de Colombia: Margarita Rosa y Martín de Francisco. Ella una reconocida actriz de producciones como “CAFÉ, con aroma de mujer”, “La caponera”, “Gallito Ramírez”, se ha ganado el cariño del público por sus interpretaciones y su carácter a la hora de opinar en sus redes sociales. Martín, presentador, locutor y periodista deportivo, su propuesta sarcástica
y crítica ha generado una gran aceptación en sus seguidores. Ambos desarrollaron sus carreras paralelamente a la de su padre.

Germán Bernal

El padre del reciente campeón del Giro de Italia, Egan Bernal, fue quien le enseñó a montar en bicicleta y le inculcó el amor por este deporte, sin imaginarse que iba a ser uno de los más grandes ciclistas del mundo. En su proceso de formación, le insistía que es fundamental ser constante
y disciplinado para lograr las metas propuestas. Este orgulloso padre, sabe que el esfuerzo y dedicación de su hijo le traerá muchas alegrías al país
y a las nuevas generaciones.

Marlon Moreno

Uno de los mejores actores caleños de los últimos tiempos, es también un padre que motiva el esfuerzo y trabajo duro de Brian Moreno, el mayor de sus hijos y quien está decidido a seguir sus pasos, con su propio ritmo y estilo. Brian ha sabido aprovechar la experiencia de su padre y se ha exigido para no ser comparado o ser escogido por ser hijo de quien es, se ha ganado a pulso su espacio en las mejores producciones del país.

Alci Acosta

El cantautor nacido en Soledad, Atlántico, es uno de los representantes más sobresalientes de la música colombiana desde los años 60. Sus boleros han amenizado muchas de las reuniones familiares y han sido el fondo de hermosas historias de amor. Todo ese talento lo heredó su hijo “El Checo” Acosta, el reconocido cantante de folclor y ambos mantienen un vínculo que trasciende los lazos de sangre.

Foto:@checoacota

Edgardo Román

Le ha entregado a su hijo Julián Román, no solo el legado de la actuación, sino la bandera de trabajar por la dignificación de la labor de los artistas colombianos. La pasión por el teatro es uno de los pilares que ha fortalecido su relación. Las tablas los unen en vocación y en sensibilidad social.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *