Encuentros inolvidables en medio de las montañas y paisajes naturales de Iscalá

Disfruta del aroma del café y antójate de las delicias de nuestro menú de comidas y postres.

Comer un buen pastel de yuca donde Don Pedro o disfrutar un caldo de costilla, un mute nortesantandereano, queso fresco, jugos naturales y más sabores tradicionales en la plaza de mercado. Por supuesto, caminar por la zona central del pueblo y degustar dulces autóctonos en alguna de las casetas ubicadas en el parque principal.

Pero si el paladar busca un toque internacional hecho en casa, también hay opciones con restaurantes de alta cocina, campestres y con excelentes opciones de descanso para grandes y chicos.

Las carnes en diversas prepara preparaciones en El Toboso sin duda, ofrecen una gran bienvenida. Pizzas en todos los sabores con un proceso artesanal propio en Piro’s Pizza; los wafles, crepe´s y malteadas de La Wafflería, son exquisitos; fusión de la comida francesa e italiana, y platos a la parrilla como especialidad, en Rancho Botero.

Si la idea es disfrutar de una estancia placentera con un buen café o platos distintivos y planes para todos en un solo lugar, visitar el Complejo Turístico del Hotel Colonial, con su restaurante La Vieja o El Café de la Nona, será espectacular.

El ambiente en Chinácota es especial desde su arribo, los aires campestres son evidentes. A pesar de las mejoras que requieren las vías de algunas zonas turísticas es totalmente recomendado dejarse llevar por cualquiera de estas rutas y darse la oportunidad de admirar las panorámicas hermosas que ofrece el municipio. En lugares como Sabor a Mí, Iscala Glamping, La Montaña, Entre Flores, entre otros, hay opciones para experimentar una estancia de día o de noche en el nuevo concepto de hospedaje, donde la naturaleza, el paisaje y el lujo es el gran atractivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *