Amor de cocina y amor de familia

Dulces motivos fueron los que llevaron a Liliana León Pinzón y a Johan León a hacer cambios radicales de vida, emprendiendo de manera independiente y abriendo las puertas, en tiempo de pandemia, de un lugar único en Chinácota: La Wafflería.

El amor por la familia y por los waffles llevaron a esta joven pareja de esposos a trasladarse de Bogotá hasta este terruño, buscando alternativas económicas para disfrutar tiempo en cantidad y en calidad con su pequeña Luciana de siete añitos es la motivación de este emprendimiento que brinda 30 posibles combinaciones de waffles, cargas en exceso de amor y dulces despedidas para quienes parten de Iscalá, Santa María y las zonas más visitadas del municipio. Para Luciana, las preferidas son las malteadas de oreo y chocolate, pero en manos de sus papás, también degusta en La Wafflería deliciosos pan cook y crepes de sal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *