Experiencias y sabor: La apuesta en la mesa cucuteña

En esta temporada de amor y amistad y la decembrina que se acerca bien vale la pena darse el gusto de conocer las novedosas propuestas que hoy tiene la ciudad en el sector de restaurantes, así como de los bares, gastrobares y discotecas.

“En la reactivación vamos bien”, dice Rubén Bitar, presidente de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica – ACODRÉS N.d.S., y resalta que los empresarios del sector están motivados.

Solidaridad y estrategia han sido claves en el proceso, y agremiados como familia, han podido compartir situaciones comunes e ideas para sobreponerse. Acompañados por la Asociación están centrados en cumplir los protocolos de bioseguridad, con aforos controlados, sin detener la apuesta por ofrecer cosas nuevas, “que satisfaga paladares pero que llenen espíritus y ofrezcan armonía”, asegura Bitar.

Decoraciones que impresionan, temáticas ingeniosas y escenarios que desconectan de la realidady brindan experiencias, es lo que se encuentra en los restaurantes de Cúcuta que, por supuesto, explora variedad para ofrecer una buena mesa con productos y sabores típicos, pero también con cocina internacional.

Las plataformas digitales han hecho parte del proceso y es así como el gremio se prepara para la versión 18 de DEGUSTAR, el Festival Gastronómico que de manera virtual y presencial sorprenderá. Del 4 al 8 de octubre podrá disfrutarse de la iniciativa que contará con una plataforma para conocer e interactuar con la oferta gastronómica de Cúcuta, Pamplona y Chinácota, además de contar con cursos en vivo, concursos, talleres, humoristas, precios especiales, ruedas de negocios, happy hour y mucho más.

En materia de comidas y rumba, no hay que envidiar nada a ninguna ciudad de Colombia. Los restaurantes de talla nacional están aquí, y los espacios para disfrutar una buena bebida, en familia o con amigos, las tiene la Cúcuta actual que así se Activa.

El plan de innovar y ofrecer experiencias diferentes al público es lo que hoy sorprende gratamente de los restaurantes en Cúcuta. Un gremio que, en pandemia, aunque con dificultades, logró adaptarse y que en la actualidad se reinventa demostrando la pasión por el arte de la gastronomía.

Foto: Rubén Darío Bitar Ramírez

Presidente ACODRÉS

JOSÉ OSPINA: siempre recordado

Tan especiales son las ocasiones en que hallamos en el otro una muestra de generosidad, que perpetuos se hacen esos recuerdos. Así ha sucedido con José Ospina, el chef al que no le faltó minuto para compartir lo que bien sabía de su gran amor: la cocina.

Dos pasiones pudieron reunirse en el sueño de este bogotano que, a sus 45 años, en sociedad con su esposa Olga Tavera, vio crecer en grande lo que tanto anhelaba, su propio restaurante: José Ospina, vinos y cocina.

En cada uno de sus detalles dejó impregnado su sello. Su conocimiento en el arte de la gastronomía y la calidad de su buena mesa se sumó al plus especial de hacer volar con el deleite del paladar.

Con José Ospina ir a cenar se convirtió en todo un acontecimiento, una experiencia para gozarse un gran viaje gastronómico. Iniciando en Colombia, con la explosión de sabores de la posta cartagenera; pasando por Perú con un exótico ceviche, recorriendo Argentina con sus finos cortes de carne, y dejándose recibir con los mariscos en el mediterráneo. Cuatro momentos exquisitos, con los que su otra pasión, viajar, la compartió con sus comensales.

Irrestricto fue el apoyo que brindó a quienes, como él, les apasionaba el arte culinario y el don de servir. Llegó a Cúcuta hace 11 años para asesorar el montaje de un restaurante a manteles, hizo parte de un proyecto de comida peruana, de un restaurante de carnes y fue socio del primer restaurante-bar que llegaba a la ciudad. Capacitó a varios del gremio; a los hoteles, en cocina y servicio y, por supuesto, instruyó a su equipo de trabajo que dan todo por el sueño de “Ospi”.

Manuela, su hija mayor, siguió sus pasos. Le aprendió de gastronomía, de logística, pero siente que heredó la parte del buen servicio.

De él recuerda con admiración todo, y no olvida su frase citada: “Un buen plato debe ir acompañado de un buen vino”. De ahí que bien se sabe la amplia cava que ofrecen, compuesta por más de 350 referencias.

Fue un creativo innato, supo bien dejar en alto lo que le heredó a doña Amalia, su mamá, y con ejemplo consolidó el firme liderazgo de su esposa e hija, quienes con un gran equipo llevan el legado del sueño de un grande que no escatimó esfuerzo por ver crecer la cocina cucuteña. Siempre generoso, siempre recordado: José Ospina.

Rodizio es tradición, Pinchos & Asados es innovación

La ruta de restaurantes en Cúcuta siempre conduce a Rodizio y Pinchos & Asados en el Malecón, referentes nacionales del turismo gastronómico cucuteño.

Son 35 años de crecimiento y retos superados por Luz Nelly Huertas de Maldonado y Jorge Enrique Maldonado, pareja de empresarios que con Rodizio fundaron más que una familia gastronómica, consolidándose como uno de los más emblemáticos restaurantes a manteles del sector.

Ubicados en el Malecón han conjugado a la perfección las bondades de la naturaleza con los espacios arquitectónicos y elegante decoración que los caracteriza, creando una atmosfera única para vivir momentos especiales, románticos e inolvidables.

Los recordados

El tradicional Rodizio a la mesa es su plato estrella. Sin embargo, durante la última década han diversificado su menú, haciéndose famosos no solo por las carnes, sino por una excelente oferta en marisquería. Imperdibles la cazuela de mariscos y paella ¡deliciosas!

Desafíos

A pesar de los grandes desafíos como el cierre de frontera, las restricciones de movilidad inesperadas de la Libertadores y hasta una pandemia, Rodizio ha sabido salir adelante y mantenerse a flote en el mercado gracias a su capacidad de transitar hacia la esfera digital y adaptarse a los cambios, manteniendo siempre la tradición, servicio, sabor y precios justos para sus clientes.

Una muestra de su innovación es Pinchos & Asados, propuesta fresca que desde 1998 se abrió paso junto a su casa madre para brindar un lugar de entretenimiento, música y comidas urbanas con nombres de artistas famosos y el toque gourmet que los define. A esto se suma el Rodizio del Centro Comercial Jardín Plaza y la próxima apuesta llena de sabor italiano en la que trabajan los empresarios Maldonado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *