Juan Manuel y Carolina: Un dúo de amor y sanación

“Cuando dos personas están destinadas a encontrarse el universo confabula a su favor”, reza ese dicho popular que le cayó como anillo al dedo a Juan Manuel Correal “Papuchis” y a Carolina Ortega una talentosa y fascinante cucuteña.

Dos grandes de la región que se conocían desde pequeños, habían compartido lugares comune y sus familias trazaban vínculos de amistad. En el momento en el que empezaban a superar circunstancias álgidas en sus vidas, se reencontraron. “De Caro admiro su orden, su estructura, es organizada e inteligente, y esa capacidad que tiene para pasar la página, ella no se engancha en orgullos. Tiene una facilidad de perdonar, de reconciliación muy bonita”, resalta Juan Manuel. Se necesitaban y se encontraron para amarse, sanarse y compartir entre la alegría un trabajo afín, como el aprender para enseñar y servir.

Todo empezó aquel 2009 cuando el conocido escritor y periodista Juan Manuel Correal, ‘Papuchis’ tuvo un derrame cerebral a causa del excesivo estrés que sufría por aquellos días. Quebranto de salud del que logró despertar y recuperar su vida; y con esto la oportunidad de transformarla hacia lo espiritual. Tiempo al que llamó su ‘año maestro’, y que marcó la ruta hacía un ‘despertar del alma’, como él le dice.

10 años han pasado desde que unieron su andar. La convalecencia le obligó a reinventarse: fue el inicio del camino emprendido hacia los brazos de Carolina. Trabajan juntos, comparten su vida y alternan igualmente con los hijos en común. Los propios no los pudieron tener aunque lo desearon. Allí la enfermedad tocó as puertas de Carolina. Aún así, su vida está llena de gratitud, cariños y sueños.

Pasados los años, las experiencias se encontraron para dar respuesta mutuamente a las necesidades que les llegó en la madurez. Enseñando desde esta ventana a otras parejas los métodos para superar y alcanzar el amor, la sanación y otros tantos deseos.

El amor en pareja es edificar lo posible A ellos la vida les pasa como a casi todo el mundo: en el quehacer y el sentir. Sin embargo, la llave de la alegría y el amor que se entregan a diario es comprender qué requiere uno y el otro, qué los cura, qué los reconforta, qué los motiva. “Juan todas las mañanas tiene un lenguaje del amor maravilloso para mí. Me lleva una taza de café a la cama, o fruta y flores del jardín. Nos decimos que nos amamos. Una caricia, un besito cuando paso por su oficina, o él por la mía, un mensaje constante”, revela Carolina.

Ella admira de su esposo, socio y compinche “La capacidad que tiene él de reinventarse, su alegría, su fe, esa aptitud de amor, de siempre estar dispuesto a servir a los demás. Incluso con las personas que no conoce pero siempre tiene la palabra exacta”. Llegar al perdón es iniciar el camino hacía la sanación, perdonarnos unos otros y comprender que la gratitud también nos alienta dolores, son aspectos que Juan Manuel resalta: “Se acepta, se deja a un lado el orgullo. Se da un paso delante. Y llega la sanación”.

Un trabajo a dúo

‘Entrena tu alma’ es una iniciativa creada a dúo que no solo le ha traído logros a nivel interno, sino que desde que emprendieron, hace dos años, ha llegado a más de 200 personas. “La creación del programa surgió de una inspiración hace tres años. En ese momento, yo sentía que debíamos profundizar y entregar más contenidos. En la pandemia con Juan decidimos terminar la tarea. Hoy estamos en la quinta generación del programa entrenamiento que dura 90 días”, aseguró Carolina.

Un comentario en «Juan Manuel y Carolina: Un dúo de amor y sanación»

  • el septiembre 22, 2021 a las 11:54 pm
    Enlace permanente

    Este trabajo ha sido tenaz, ha enriquecido muchos procesos de la vida de los participantes, resultados proactivos medíbles sólo por
    sus dueños, de verdad todos sean muy bendecidos.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *