Es sin culpa

Nos cuesta mucho vivir en estado de culpa entonces todo ese miedo lo proyectamos afuera.

Ponemos el error en los demás porque no reconocemos nuestra verdad. Como no lo reconozco mejor me enojo. Cuando alguien sabe que hizo algo mal, antes de que le reclamen se enoja para que no se acerquen. Si probáramos la humildad para reconocer que nuestra imperfección es perfecta, no buscaríamos la perfección
en los demás. Cuando te equivoques recuerda que estás aprendiendo, pero no olvides que los demás también.

El error no está en equivocarse, el error está en no aprender de los errores. Y quien no aprende de sus errores está destinado a repetirlos. Como estás prendiendo tienes derecho a equivocarte, luego asegúrate de equivocarte diferente. Si ves que comentes el mismo error una y otra vez estás en negación, y sólo trascenderás ese vínculo hasta que lo aceptes, lo corrijas y repares. La inteligencia está al alcance de la humildad. La estupidez de la mano de la soberbia.

Como somos pecadores e imperfectos, inevitablemente nos lastimamos. Cuando alguien te lastime tienes que decidir si usar tu energía y tus emociones para vengarte o para buscar una solución. No es posible hacer ambas cosas. Es normal ser renuente a mostrar misericordia cuando no se entiende la diferencia
entre confianza y perdón. Perdonar es soltar las riendas del pasado.

La confianza tiene que ver con el comportamiento en el futuro. La confianza se reconstruye con el tiempo. Si una persona nos lastima repetidas veces, Dios quiere
que le perdonemos al instante, pero no espera que confiemos en ella de inmediato, y tampoco supone que debemos permitir que sigan lastimándonos. Deberá demostrar que el tiempo le ha transformado.

Cada vez que perdonas, el universo cambia; cada vez que te esfuerzas y tocas un corazón o una vida, el mundo cambia; con cada bondad y favor, visto o no, mis
propósitos se cumplen, y nada volverá a ser lo mismo. Si pruebas perdonarte, pedir perdón y perdonar estarás abriendo la puerta a la libertad. Solo así recibirás todo lo que pides al universo y sientes que está bloqueado. De hecho, perdóname por decírtelo. A veces los mensajes no son los esperados, pero pueden ser los apropiados.

Hakuna Matata !
JMC
www.entrenatualma.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *