Cúcuta y el departamento, entre la revocatoria y los temas decisivos

El panorama electoral en Cúcuta y en el departamento se agita, faltando muy poco para que inicie la campaña a Congreso y Presidencia de la República, a lo anterior se debe adicionar el hecho impactante de posible convocatoria a las urnas para ratificar o revocar el mandato del Alcalde Jairo Yáñez (si no proceden las objeciones del mandatario).

En ediciones anteriores comentábamos que el alcalde tenía dos pruebas de fuego en su agenda que determinarían su permanencia. Una, la percepción de seguridad por parte de la ciudadanía y de otro lado, el avance de la jornada de vacunación en el municipio. El primer tema no deja hasta ahora bien parado al
mandatario porque la inminente ola de atracos y homicidios a plena luz del día causan una sensación de inseguridad que intimida y frena la armonía de reactivación económica que se pretende en la capital nortesantandereana.

El segundo tópico parece sonreír al Burgomaestre, aunque en el mes de septiembre la vacunación en población joven se ha detenido para segundas dosis por disposiciones nacionales, aspecto que se sale de sus manos. A estas dos circunstancias se suma la obra de Cuatro Vientos que no ha sido finalizada y registró retrasos e incumplimientos, todo esto se combina en la mente de los cucuteños que votarán a favor o en contra de la revocatoria de la cual ya se aceptaron las casi
70.000 firmas por parte de la Registraduría General de la Nación y se necesitan 130.565 votos por el sí para retirarlo del cargo.

En el panorama de representación regional y nacional en el congreso, los aspirantes aún no ventilan los temas claves para el Norte de Santander, que pasan por la situación del Catatumbo, el arreglo de vías para conectar el departamento con la costa atlántica, la situación económica frente a al desempleo, falta de inversión extranjera, el problema de la migración y la generación de condiciones de convivencia para los habitantes de los municipios agobiados por los cultivos ilícitos
quienes se encuentran entre el fuego cruzado de grupos ilegales y fuerzas del orden por el control del territorio y desmantelamiento de laboratorios.

Lo demás es mirar por los lados al departamento y esta vez los electores están algo más presionados en redes sociales por nuevos nombres que se debaten en grupos de derecha, izquierda y centro, con listas abiertas y cerradas, aspecto que implica un arduo trabajo de pedagogía electoral que al tiempo puede ser un
distractor de los temas decisivos para la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *