Cúcuta entre las mejores del mundo en educación

La tierra de los grandes deportistas como Fabiola o James; de los célebres políticos, como Francisco de Paula o Virgilio; de hermosas mujeres como Leonor Duplat o Belky Arizala, hoy se enorgullece de tener al único colombiano entre los 50 mejores maestros del mundo: Eduardo Esteban Pérez León.

Fue la Fundación Varkey de Inglaterra la que lo nominó a él y a 49 docentes del planeta por el premio al “Mejor Maestro del Mundo”, Global Teacher Prize, considerado el “Premio Nobel de la Educación”. Allí se resalta su nombre gracias a la trayectoria y al amor por la educación que hoy demuestra con más de 200 estudiantes que tiene a su cargo en el Instituto Técnico Guaimaral de Cúcuta, donde orienta las clases de Matemáticas, Tecnología e Informática.

El profesor Eduardo nació hace 45 años, en 2001 se trasladó a Bogotá para trabajar como ingeniero mecánico, pero regresó en 2008. Hace 14 se dedica a la docencia y su labor la ha enfocado en mejorar las condiciones de aprendizaje de las personas con discapacidad por medio de la tecnología.

Hoy cuenta más de 10 experiencias significativas, 53 reconocimientos y mucha energía para seguir poniendo los recursos tecnológicos al servicio de la educación.

En 2020 fue reconocido por la Unesco, en 2019 obtuvo el primer puesto en el “Desafío Mundial de Educadores de Microsoft” en la categoría Student Voice, y en 2018, recibió el Premio a la Excelencia Educativa como “Mejor Maestro de Iberoamérica”.

Dice sentirse muy feliz por la nominación, pero más por su región, sus estudiantes y por los compañeros que representa; destaca que el trabajo en equipo es clave. “Sumando esfuerzos vamos a mejorar mucho la educación, y el secreto está en también dar el paso para mostrar lo hermoso que hacemos en las aulas”, complementa.

A la espera de la premiación

Esta nominación la logró gracias al esfuerzo hecho durante años en la docencia, pero mientras espera el resultado del ganador del Global Teacher Prize, que se conocerá en noviembre en una ceremonia en Dubái, el profesor Eduardo trabaja en “Gol Stem”, su nuevo proyecto en el que con un prototipo de estadio de 2 mts. X 1.50 mts. pone en juego dispositivos para el aprendizaje de la robótica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *