Haz la novena navideña con ACTIVA y algunos famosos

Oración para todos los días

Benignísimo Dios de infinita caridad, que tanto amasteis a los hombres, que les dísteis en vuestro hijo la prenda de vuestro amor, para que hecho hombre en las entrañas de una Virgen naciese en un pesebre para nuestra salud y remedio; yo, en nombre de todos los mortales, os doy infinitas gracias por tan soberano beneficio. En retorno de él os ofrezco la pobreza, humildad y demás virtudes de vuestro hijo humanado, suplicándoos por sus divinos méritos, por las incomodidades en que nació y por las tiernas lágrimas que derramó en el pesebre, que dispongáis nuestros corazones con humildad profunda, con amor encendido, con tal desprecio de todo lo terreno, para que Jesús recién nacido tenga en ellos su cuna y more eternamente. Amén. (Se reza tres veces Gloria al Padre).

Biografia de la Virgen María

Oración a la Santísima virgen María

Soberana María que por vuestras grandes virtudes y especialmente por vuestra humildad, merecisteis que todo un Dios os escogiese por madre suya, os suplico que vos misma preparéis y dispongáis mi alma y la de todos los que en este tiempo hiciesen esta novena, para el nacimiento espiritual de vuestro adorado hijo. ¡Oh dulcísima madre!, comunicadme algo del profundo recogimiento y divina ternura con que lo aguardasteis vos, para que nos hagáis menos indignos de verle, amarle y adorarle por toda la eternidad. Amén. (Se reza tres veces el Avemaría).

San José, esposo de la Virgen María | Diócesis de Córdoba

Oración a San José

¡Oh Santísimo José!, esposo de María y padre putativo de Jesús. Infinitas gracias doy a Dios porque te escogió para tan altos ministerios y te adornó con todos los dones proporcionados a tan excelente grandeza. Te ruego por el amor que le tuviste al divino Niño, me abraces en fervorosos deseos de verle y recibirle sacramentalmente mientras en su divina esencia le veo y le gozo en el cielo. Amén. (Se reza el Padre Nuestro, el Ave María y el Gloria al Padre)

Divino Niño Jesús

Oración a Niño Jesús

Acuérdate, ¡Oh dulcísimo Niño Jesús!, que dijiste a la venerable Margarita del Santísimo Sacramento, y en persona suya a todos tus devotos, estas palabras tan consoladoras para nuestra pobre humanidad agobiada y doliente: “Todo lo que quieras pedir, pídelo por los méritos de mi infancia, y nada te será negado”. Llenos de confianza en Ti, ¡oh Jesús, que eres la misma verdad!, venimos a exponerte toda nuestra miseria. Ayúdanos a llevar una vida santa, para conseguir una eternidad bienaventurada. Concédenos, por los méritos infinitos de tu Encarnación y de tu infancia, la gracia, de la cual necesitamos tanto. Nos entregamos a ti, ¡oh Niño omnipotente!, seguros de que no quedará frustrada nuestra esperanza, y de que, en virtud de tu divina promesa, acogerás y despacharás favorablemente nuestra súplica. Amén. Se reza tres veces Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo

Se reza tres veces Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.

Reflexión: El sentido de la Navidad

Desde la creación del mundo, cuando sucedió la caída de la humanidad en pecado, Dios ya tenía su plan perfecto de salvación, a través de su hijo Jesucristo. Alcanzamos la misericordia de Dios a través del cordero perfecto quien restauró el lazo con el Padre. En estas fechas celebramos el nacimiento del Rey de reyes que nos permitió entrar en comunión con Dios. Solo necesitamos reconocerlo como único Señor y Salvador para ser nuevamente vistos como hijos del Santísimo.

Por esto es necesario disponer nuestro corazón para dar gloria y honra al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Con gozo adoramos y bendecimos a Jesucristo.

Versículos para leer: Juan 1:1 y Juan 3:16

“Ya casi es Navidad, ¿Ya le pidieron su regalo a Santa?”, así invitó la extravagante modelo, bailarina y empresaria, que se ha convertido en una polémica influencer, Andrea Valdiri, a sus seguidores en redes sociales para iniciar las fiestas navideñas. Acompañada de su hija Isabella, de 10 años, posaron vestidas conmemorando las vísperas de la Navidad, a las que ya se entregaron con bellos adornos en su casa.
“Feliz Navidad con mi mona hermosa”, describió Andrea quien también es madre de otra bebé de tan solo 5 meses, llamada Adhara.

Reflexión: La obediencia de María la madre de Dios hijo

María la madre de Dios, mujer pura e intachable, escogida para llevar en su vientre la máxima expresión de amor de Dios por sus hijos perdidos, fue una mujer llena de gracia que se sometió a la voluntad divina decretada por el Ángel de Dios, para cumplir con la gran responsabilidad de traer a este mundo al unigénito. Ella llena del favor del Padre, supo ser obediente, mansa, prudente y diligente para recibir lo encomendado y darle con dignidad, la bienvenida al Salvador.

En esta hora, recordemos que la obediencia a Dios trae bendición sobre nuestras vidas y nuestras generaciones. Aceptar el propósito divino, nos cambia la vida y nos lleva a estar donde debemos estar.

Versículos para leer: Salmo 45 y  Lucas 1:26

Reflexión: El agradecimiento

En estos días de regocijo y celebración debemos dar nuestro agradecimiento a Dios por todo lo que significa su regalo de amor. Haber entregado a su Hijo amado para librarnos del fuego eterno y darnos vida en abundancia, nos debe poner en perspectiva frente a lo que realmente en nuestra agenda diaria. Ser agradecidos es el primer paso para apreciar de corazón ese acto de profundo amor. Y cuando se habla de dar gracias no es solo de palaras, es una actitud constante en el que se honra el haber sido comprados con precio de sangre.

Versículos para leer: Col 3:15 y 1 Tes 5:18

Reflexión: Honestidad

La Navidad es un tiempo en que se estrechan los lazos familiares y de amistad. El ambiente se llena de sentimientos y emociones profundos que hacen ver la vida de forma más esperanzadora. Es fundamental que esto no sea pasajero, que estas experiencias traspasen las fiestas y las relaciones se alimenten de amor pleno desde la honestidad. 

Si lo que pensamos, sentimos y hacemos, es coherente, entonces somos honestos con nosotros mismos, los demás y la vida. Dejemos que el Espíritu Santo guíe nuestros pasos y con nuestro corazón sincero disfrutemos del significado de la Navidad.

Versículos para leer: Santiago 5:12 y Lucas 12:2

Reflexión: Fe

Qué mayor oportunidad para renovar la fe, que la celebración del nacimiento del hijo de Dios. Este acontecimiento nos recuerda que para Dios todo es posible, que él tiene el control absoluto de todo lo que ocurre y aunque vivamos situaciones difíciles en este mundo de aflicción, el propósito de Dios es perfecto.

Nos equivocamos a veces en pensar que cuando no sucede lo que queremos, es porque Dios nos castiga o no escucha nuestro clamor, pero su voluntad y planes, sobre pasan nuestras expectativas. La fe mueve montañas, mueve el brazo poderoso de Dios y nos permite pensar en que todo vale la pena.

Versículos para leer: Hebreos 11:1  y Santiago 1:16

Carolina Soto

“¡Todas las noches el plan es traer juguetes a la sala, jugar cerca del árbol! Es que el amor por la Navidad es impresionante en ellos. Me gusta que se apasionen y que disfruten está época”, así se expresó Carolina Soto, sobre el gusto de sus hijos Valentino y Violetta por la temporada.

Y a propósito de esos lugares acogedores de casa, que se vuelven determinantes para departir en estas fechas, Carolina Soto presentadora de ‘Día a día’ de Caracol Televisión dice que: “¡Me encantan los rincones acogedores! Me gusta que cada espacio huela rico, siento que es clave para un hogar agradable y así poder disfrutar pequeñas alegrías”.

Reflexión: Paz

En un mundo tan congestionado por el egoísmo y la violencia, es necesario que los hijos de Dios promuevan el espíritu de paz. La contienda, la tribulación y el desasosiego están a la orden del día en todas partes, estamos construyendo generaciones marcadas por la ira y el resentimiento. Es momento de poner nuestros ojos en el Todopoderoso y hallar en él la paz, esa que sobrepasa todo entendimiento.

El llamado en estos días es de unión y reconciliación. Buscar la paz es la decisión sabia que lleva al cumplimiento del propósito de Dios.

Versículos para leer: Juan 16:33 y Mateo 5:9

Reflexión: Arrepentimiento

Para poder alcanzar el regalo de la salvación, es necesario primero hacer un acto de introspección en el que analizamos nuestras acciones desde lo personal y con los demás. En esa revisión debemos reconocer nuestros pecados, las veces en las que conscientemente hemos fallado a Dios y a los demás, ya sea por actos indebidos o por omisiones. Solo al reconocer nuestro pecado, comprometernos a no seguir en él y al aceptar al Señor, nuestra comunión con el Padre se restablecerá.

Versículos para leer: Lucas 5:31 y Mateo 3:2

Reflexión: Gozo

La salvación trae a nuestra vida esa profunda alegría espiritual llamada gozo. Esa virtud que promueve una sensación sobrenatural en nuestras vidas cuando vemos y sentimos la presencia del Señor en nuestra vida. Es tiempo de dejar que el Espíritu Santo haga manifiesto en nosotros, ese sentimiento que sobrepasa lo humano y nos deja experimentar el amor de Dios en niveles superiores. La voluntad del Señor es vernos en gozo eterno.

Versículos para leer

2 Corintios 9:7 y 1 Pedro 4:12

Reflexión: Alabanza y adoración

Hemos escuchado siempre sobre la alabanza y la adoración, debemos recordar que la alabanza se relaciona con la gratitud que tenemos al Señor por todo lo que él hace por nosotros, por sus atributos divinos que se ponen al servicio de sus hijos. Por otro lado, la adoración tiene que ver con la honra a él y lo que significa en nuestras vidas. Es inclinar nuestro espíritu ante su presencia y reconocer nuestra dependencia y necesidad absoluta de él. Sin Dios nada somos y la adoración es una forma de demostrar nuestro amor profundo. Al recordar el nacimiento de su hijo, es importante entrar en alabanza y adoración constante, como muestra de que le pertenecemos por siempre.

Versículos para leer: Salmo 150 y Juan 4:24

Rochi Stevenson destaca la importancia de orar en familia

Una de las recurrentes actividades en que se ve a, Rochi Stevenson presentadora y modelo, por sus redes sociales es dirigiendo el santo rosario. Rezo que continuará haciendo en Navidad junto a la acostumbrada novena.

La ex señorita Bolívar del 2000 alumbra los corazones de muchos y da algunas recomendaciones en los bocadillos que pueden escoger para la temporada.

Ella se destaca entre las famosas, como una de las primeras en mostrar las decoraciones decembrinas de su hogar. Este año usando decorados muy tradicionales, donde el color rojo y el dorado sobresalen. Con el rosario de aurora que lo inició a las 6 de la mañana, abrió diciembre.

Curiosidades sorprendentes de la Navidad. ¡No te lo pierdas! - La palabra “ Navidad”

Gozos navideños

Dulce Jesús mío, mi niño adorado ¡Ven a nuestras almas! ¡Ven no tardes tanto!

¡Oh, Sapiencia suma del Dios soberano, que a infantil alcance te rebajas sacro! ¡Oh, Divino Niño, ven para enseñarnos la prudencia que hace verdaderos sabios! Ven a nuestras…

¡Oh, Adonai potente que Moisés hablando, de Israel al pueblo diste los mandatos! ¡Ah, ven prontamente para rescatarnos, y que un niño débil muestre fuerte el brazo! Ven a nuestras…

¡Oh, raíz sagrada de José que en lo alto presenta al orbe tu fragante nardo! Dulcísimo Niño que has sido llamado Lirio de los valles, Bella flor del campo. Ven a nuestras…

¡Llave de David que abre al desterrado las cerradas puertas de regio palacio! ¡Sácanos. Oh Niño con tu blanca mano, de la cárcel triste que labró el pecado! Ven a nuestras…

¡Oh, lumbre de Oriente, sol de eternos rayos, que entre las tinieblas tu esplendor veamos! Niño tan precioso, dicha del cristiano, luzca la sonrisa de tus dulces labios. Ven a nuestras…

¡Espejo sin mancha, santo de los santos, sin igual imagen del Dios soberano! ¡Borra nuestras culpas, salva al desterrado y en forma de niño, da al mísero amparo! Ven a nuestras…

¡Rey de las naciones, Emmanuel preclaro, De Israel anhelo Pastor del rebaño! ¡Niño que apacientas con suave cayado ya la oveja arisca, ya el cordero manso! Ven a nuestras…

¡Ábranse los cielos y llueva de lo alto bienhechor rocío como riego santo! ¡Ven hermoso Niño, ven Dios humanado! ¡Luce, Dios estrella! ¡Brota, flor del campo! Ven a nuestras…

¡Ven, que ya María previene sus brazos, do su niño vean, en tiempo cercanos! ¡Ven, que ya José, con anhelo sacro, se dispone a hacerse de tu amor sagrario! Ven a nuestras…

¡Del débil auxilio, del doliente amparo, consuelo del triste, luz del desterrado! ¡Vida de mi vida, mi dueño adorado, mi constante amigo, mi divino hermano! Ven a nuestras…

¡Ven ante mis ojos, de ti enamorados! ¡Bese ya tus plantas! ¡Bese ya tus manos! ¡Prosternado en tierra, te tiendo los brazos, y aún más que mis frases, te dice mi llanto! Ven a nuestras…

¡Ven Salvador nuestro por quien suspiramos Ven a nuestras almas, Ven, no tardes tanto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *