Sexo en Navidad

n estudio realizado por la Indiana University School of Informatic muestra como en el mes de diciembre, específicamente cerca de los días de festividades, la sexualidad se intensifica entre las parejas. La razón es social y asociada a las fiestas religiosas pues el estudio evidenció que en culturas que tienen otras celebraciones diferentes a la navidad, como el Ramadán entre los musulmanes, ocurre el mismo fenómeno. Esto tiene que ver con las actividades de convocación familiar, los agradables encuentros con amigos y con la atmósfera relajada de decoraciones y regalos. Parece que el “espíritu navideño” es un estimulante de la libido.

Más allá de este resultado quisiera proponer las preguntas: ¿Cuál sería el mejor regalo para tu sexualidad en esta navidad? o ¿Con qué regalo mejorarías la sexualidad con tu pareja para iniciar el nuevo año?

Aquellos encuentros sexuales espaciados, esos realizados solo por cumplir, las veces que se aguantaron las ganas por tener un conflicto de por medio, las insatisfacciones habladas desde el reclamo y no desde la asertividad, la invasión de la cama por el trabajo y los niños, la autoestima frágil que no deja entregarse al disfrute totalmente, el protocolo tan predecible que ya no da lugar al factor sorpresa, el desentenderse de un problema de salud que afecta la sexualidad, el dejar el sexo para último puesto en la semana, la resaca emocional por el excesivo consumo de pornografía, la pereza a explorar algo nuevo y un larguísimo etcétera ¿podrían ser razones para un regalo?

El espectro de posibles regalos para tener una mejor calidad de sexualidad es demasiado amplio como para negarle a ese pie de arbolito un propósito firme de elaborar una estrategia para sencillamente disfrutar del regalo del placer sexual y por ahí derecho a más salud a nivel físico e impacto en la salud emocional. No es un misterio ya que la sexualidad es un importante liberador de endorfinas y otros neurotransmisores que benefician al sistema inmunológico, tan necesario por estos días. Leisa tu sexóloga desea que el espíritu navideño te invada de deseo saludable, de picardías en pareja y de placer ¡sin límites!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *