¿Cómo tener el vestido perfecto para mi boda? Del sueño a la realidad

En el primer trimestre del 2022 vemos un incremento sustancial en las demandas de vestidos para bodas religiosas y civiles a nivel local y nacional…y para lo que presta del año la proyección de las parejas que darán el sí consolidan un rotundo aumento comparado con la temporada anterior. La gran pregunta es: ¿Qué debo tener en cuenta para estar perfectamente vestido (a) para mi día soñado? Tres simples pasos que te recomiendo tomar en cuenta:

1. Tener claro si es de día o de noche. Es muy importante saber la hora para el adecuado uso de las telas, aderezos y hasta el tipo de flores que se deben usar.

2. Saber con exactitud en dónde se oficiará la ceremonia. Para este punto es muy importante saber el lugar de la ceremonia nupcial (ya sea en iglesia catedral, capilla, juzgado, salón de eventos, el campo, o la playa). Aunque pensemos que no debemos darle importancia a este punto, existen protocolos que se deben cuidar y con honestidad, más que cualquier protocolo debemos pensar en la comodidad y el perfecto uso del vestido para que no se convierta en algo estorboso que empañe la celebración, esto aplica para seleccionar los velos, los volúmenes de las faldas, las mangas, la cola, y los zapatos.

3. El lugar de la recepción. Donde se vaya a llevar a cabo la celebración es tan importante como cualquiera de las anteriores, pues, además, de llevar el vestido perfecto también marca el drees code de nuestros acompañantes…no es lo mismo llevar un vestido de fiesta para salón cerrado con aire acondicionado, a llevar el mismo vestido a una zona campestre donde tengamos contacto con césped piedras o arena (en estos casos se recomienda usar dos tipos de vestidos uno para la ceremonia y otro para la celebración).

¡Estas recomendaciones son tan solo el primer paso para la planeación del vestido perfecto! En cuanto al diseño, el estilo y la silueta de temporada, aconsejo que siempre sea atemporal…las fotos y los registros de ese gran día pasaran a la historia y lo recomendable es que sea algo que en muchos años se siga viendo delicado y usable para cualquier ocasión.

Las tendencias marcan pautas, pero no debemos apegarnos a ellas solo porque están de moda. Recuerden que la moda es cíclica, debemos tomar de ella lo que sí funciona para nuestra anatomía, estatura y personalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.