Mujeres poderosas

Hoy quiero hablar de poder, y comenzar por el gran poder que tenemos todos de poder imaginar. Y me imagino el poder creador que también se nos fue otorgado. Y el poder de la palabra y el poder del amor, y la gracia de poder perdonar, de poder vivir sin rencor, de poder amar sin reserva.

El poder de ser para poder hacer. Y así, pudiera seguir haciendo del gran poder lo que mis manos puedan hacer con la escritura mientras mi mente arroja incesantemente tantas y miles virtudes del poder creador. Pero hoy nos reúne este encuentro de palabras justamente dirigidas a ese poder creador que hay en la mujer.

Y este es el asiento donde nos sentaremos a tratar de comprender la magnitud de ese poder creador de vida, único en ella. En la mujer, solo en ella, en su nido de amor, en su cueva escondida, en su vientre sagrado donde germina la semilla de la vida. Poder ser MAMÁ.

Luego, pensemos por un segundo en ese don Divino a través del cual Dios manifiesta su gracia para extenderse en nosotros. Es que, es su gracia y su bendición en ese fruto llamado hijo.

Hoy me siento aquí, simplemente a expresar mi admiración por esa gracia y exaltar la magia de la vida que se nutre sabiamente por medio de un cordón espiritual que alimenta de amor a un nuevo ser.

Es que es solo la mujer quien da a luz, y con ese milagro de vida, nace de ella un ser de luz, como ella. Sí; mujer MADRE, tú eres un ser de luz capaz de dar a luz, de llevar luz y de ser luz. Es la luz de la mujer en su sonrisa, en su sabiduría espontánea, en su silencio perfecto, en su prudencia sabia, en sus precisa palabras, en su mágica intuición, en su sexto sentido; que es el sentido del saber: saber decir, saber callar, saber actuar, saber esperar.

De todo esto está hecha una mujer virtuosa. Porque su valor sobrepasa grandemente al de las piedras preciosas. Y es que el precio de la piedra preciosa no es tan alto como el valor que tuvo el minero para ir a encontrarla. A la mujer se le aprecia, pero sobre todo se le VALORA.

Recuerda que Tú eres una MUJER VIRTUOSA. Y no tienes precio porque VALES mucho.

En cada mujer existe una virtud. La virtud de ser mujer y con ese titulo, muchos roles que los hombres no sabríamos cumplir todos a la vez con ese virtuosismo que solo tiene ella; la mujer única, maravillosa e irrepetible.

Pintaría un gran signo admiración en el cielo para esa mujer que simplemente decidió se mujer y elegir el camino que la hace mujer y sentirse mujer. Esa que lidera un hogar y que ensambló una familia en su círculo de amor.

Esa que es capaz de acompañarse de su soledad; o aquella que decidió ser solo mujer y no madre; o elle, que eligió a otra como elle para encontrar así su libertad.

Al fin y al cabo mujer… porque ha sido la mujer quien a lo largo de la historia se ha atrevido a romper esquemas, a derrumbar obstáculos y desdibujar paradigmas para abrir caminos en su mente de la misma manera que abrió sus piernas para crear vida.

Si, ¿o no entonces estamos frente a un gran poder? . Es que viendo a una mujer podemos presencia como esa mujer se puede ser esposa, ser MADRE, su hija, ser hermana, ser profesional, ser productiva, ser sana, ser bonita, ser noble, ser gentil, ser amable, ser amorosa, compasiva y misericordiosa. Porque todo eso tu puedes ser … MAMÁ

¡ Hakuna Matata !
@juanpapuchis
www.entrenatualma.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.