“El amor de madre es el todo por el todo”: Eileen Roca

Eileen es una artista integral reconocida por su gran talento que la hace brillar en todos los escenarios en los que ha estado. Está casada con el empresario Juan Pablo Silva desde el 2017, con quien tiene a su hija Valentina, una pequeña niña de casi cuatro años que le enseñó a vivir y a sentir de una forma distinta.

Valentina Silva Roca, nació el 30 de julio de 2018 en Bogotá y cambió en 180°, la vida de la exreina colombo- brasilera. Aunque Eileen siempre tuvo un instinto maternal, y sabía que en algún momento de su vida quería ser madre, cuando descubrió que estaba embarazada se sorprendió mucho y tuvo una confluencia de emociones: “en ese momento no me sentía preparada, estaba reiniciando mi relación con Juan Pablo quien en esa época era mi novio”.

La actriz le cuenta a la revista ACTIVA que para ella el sentimiento de ser mamá es impresionante e indescriptible: “se mide la tolerancia, la paciencia, se te apaga el orgullo y el egoísmo. Solo siendo mamá se sabe qué se siente dejarlo todo por alguien más, ser capaz de sacrificarlo todo, es un amor único”.

Quedar embarazada fue una noticia inesperada, pero el apoyo de su esposo Juan Pablo (novio en ese momento) fue fundamental. El saber que él estaría con ella le atenuó la ola de pensamientos y sentimientos que la abrumaban. Recuerda que tuvo un embarazo feliz, tranquilo en el que equilibró su trabajo, vida social y cuidado personal de una forma fluida. Además, mantuvo una vida en pareja muy linda, Juan Pablo estuvo muy cercano durante esa etapa y eso le dio sosiego.

Los cambios

Sin duda alguna ser mamá te cambia, saca lo mejor de ti. La llegada de Valentina puso su vida de cabeza. Atrás quedaron esas extensas jornadas fuera de casa, la total independencia en su tiempo, horas sagradas de sueño y su activa vida social. Eileen no dudó un segundo en cambiar todo eso, por vivir plenamente su rol de madre: “soy muy dedicada y hasta en ocasiones he dejado a un lado mi trabajo por mi hija, pero he conseguido otras fuentes de ingreso que me permiten pasar tiempo con ella.

El amor de madre es el todo por el todo”. Como muchas mujeres, la artista se sorprende ver lo multifacética que es ahora, es mamá, esposa, ama de casa, trabajadora, “eso para mí es doblarme al 100. Son cambios que nunca pensé que debía asumir”.

Rol de madre

En la actualidad, hay muchas recomendaciones en los métodos de crianza y en herramientas para apoyar a los padres en esta formación, pero lo cierto es que nada está escrito y se pueden probar diversidad de consejos. Eileen implementa el método de crianza mixto que incluye el responsable y cariñoso, pero también algo de autoridad que no conlleve maltrato.

Es importante guiar y reprender a los hijos con amor y ejemplo. Con Valentina cambia el tono de voz fuerte al momento de corregir. “Manejo el enojo de mi hija dándole espacio para que reflexione en su cuarto y cuando se calma retorna a conversar. No la dejo hacer lo que ella quiera, pongo límites en la ingesta del dulce, con sus juguetes y caprichos, la motivo a asumir responsabilidades, a trabajar la cooperación, la independencia y su identidad”.

Para esta dedicada madre estrechar el vínculo con su pequeña, es clave y lo hace cada día con sus rutinas. “Nos cepillamos, desayunamos juntas y comparto con ella ciertas actividades de mi cotidianidad, como usar crema hidratante, escoger ropa; también, jugar a maquillarnos y a ser princesas. En la noche, antes de dormir, la lectura de cuentos o de la biblia es indispensable.

Valentina

Eileen describe a Valentina como una niña de temperamento fuerte, un poco autoritaria que le gustan las cosas a su manera y eso choca un poco con la forma de ser dócil de su madre, pero con ternura y sabiduría, la artista la guía siempre. En lo que más se parecen es la coquetería, lo fashionistas que son, en la forma de hablar, y en que a ambas les apasiona las manifestaciones artísticas. “Le fascina bailar, crear contenido conmigo, explorar las redes sociales, las fotos, las cámaras y las grabaciones”.

Un momento mágico

La artista recuerda que en una ocasión tuvo una pequeña discusión con su pareja y la niña lo percibió, al llegar la noche se metió en la cama en la mitad de sus papás, los tomó de los brazos para que ellos se abrazaran, ella los abrazó y les dijo: “Los amo”. “Eso fue algo maravilloso y mágico para nosotros”.

Eileen y Juan Pablo disfrutan de su vida en familia y para no perder algunas dinámicas sociales, tratan de salir con su hija a la mayoría de sitios posibles, para compartir con ella en muchos espacios. Ser padres para ambos ha sido lo mejor de sus vivencias, su hija es su prioridad y esperan pronto tener otro bebé en sus vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.