Pilar Hencker: «ser mamá ha sido el mejor regalo que la vida dio»

Si hay alguien que ame ser madre es Pilar Hencker. Aunque tuvo dificultades para concebir, la vida la sorprendió con la llegada de su primogénita Valeria. Y como si fuera poco, la felicidad fue completa con el nacimiento de Nicolás, su segundo hijo.

Ambos son su fuente de inspiración y motivo para salir adelante. A la par de su labor de madre, esta diseñadora de modas administra sus marcas Oceánica, que produce vestidos de baño para niñas, y La mesita redonda, dedicada a la organización de fiestas y eventos sociales.

Además, Pilar es reconocida en Bucaramanga (ciudad en la que vive hace más de 30 años) por ser una de las fundadoras y organizadoras de la feria empresarial MÍA, que, en su séptima edición, reunió a más de 90 emprendimientos regionales y nacionales en un solo lugar.

Ella sabe que el mejor ejemplo que, junto con su esposo Mauricio Montoya, gerente general de la Electrificadora de Santander, puede darles a sus hijos es el de trabajar dedicadamente y ellos lo saben, tanto así que siguen sus pasos y se involucran en la realización de MÍA.

“A ellos les encanta ser parte de MÍA, se ponen literal la camiseta de la feria y aman ser parte el equipo de logística, se sienten dueños del evento. Me encanta que lo sientan así, que les guste trabajar porque pienso que es el mejor ejemplo que uno como mamá puede dar”, seguró Hencker.

Ella es consciente de los retos que afronta la mujer actual en sus diferentes roles como persona, esposa, mamá y profesional, por eso da lo mejor de sí día a día para asumirlos de la mejor manera sin descuidar cada faceta.

¿Qué es lo mejor de ser madre? Saber que esas personitas se derriten de amor por uno, y esos abrazos súper recargados de alegría son el mejor motivo para despertarme todos los días.
¿Qué actividades realizan como familia? Nos encanta jugar mímica, comer sushi que es la comida favorita de los 4 y hacer ejercicio.

¿Qué aprende de sus hijos? La nobleza, la autenticidad, a sacar esa niña que tengo adentro, a disfrutar las cosas simples de la vida y a ver el mundo con ojos de niño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.