Diomar García: El mega empresario y mega papá

Nació en San Calixto, vivió en Ocaña y Cúcuta lo vio crecer. Diomar García es el mayor de los hijos de don Ciro Alfonso García y Nelly del Socorro Montagut.

Cuando tenía 18 años, su padre murió y tuvo que ser “el hombre de la casa”, le tocó madurar rápidamente y asumir responsabilidades en el hogar, para apoyar a su madre y a sus hermanos menores Marcela y John Jairo. Diomar es uno de los empresarios más representativos que han impulsado la región nortesantandereana por sus múltiples negocios para el entretenimiento.

En este momento vive en Medellín, ciudad que lo acogió y que convirtió en su centro de operaciones de su empresa DG, DIOMAR GARCÍA Y EVENTOS. Diomar el hombre de familia. Este empresario tiene cinco hijos, Andrea Paola de 36 años y Lilian Priscila de 33 con su primera esposa. Los otros tres son Sebastián de 25 años, Santiago de 15 y la más pequeña, Sara de 12 años, son fruto de su actual relación con Emily Tatiana Hernández.

“La crianza de mis hijos se ha dado en épocas distintas. Con las mayores viví experiencias más tradicionales y con mis tres últimos
hijos, he aprendido sobre situaciones más modernas, porque ambos momentos eran diferentes también”, comentó a ACTIVA.
El pilar de su rol de padre es enseñarles a sus hijos a ser buenas personas, para que todo lo demás fluya. “Quiero que sean esponsables, apasionados, disciplinados y exitosos, pero sobre todo con gran calidad humanal”.

Con tanto trabajo, los momentos con sus hijos se convierten en algo preciado. Con las mayores se ve en fechas especiales; con los tres últimos, aunque vive con ellos, trata de ir de viaje, conocer nuevos lugares y disfrutar de parques de atracciones como los que
hay en Orlando, Florida. Diomar espera retirarse en los próximos años y que alguno de sus hijos tome las riendas de su negocio, para cumplir otras de sus metas: “Yo estudié, soy Delineante de arquitectura y algún día quiero estudiar arquitectura”. También quiere disfrutar sin ataduras un viaje por Europa con su familia, “quiero ir a los lugares modernos, disfruto más de esas propuestas urbanísticas vanguardistas y desarrolladas, que de las antiguas”.

Entre los retos que ha tenido como padre está el querer que sus hijos desarrollen sus proyectos de vida con gran facilidad. “Estoy en la tarea de apoyarlos para que tomen buenas decisiones para su uturo, pero sin forzarlos a que hagan lo que yo espero”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.