Fabián Ríos, un papá con visión espiritual

Fabián Ríos es el orgulloso papá de Lucía y David, los frutos tangibles con el amor de su vida, Yuli Ferreira.

Este hombre, admirado y deseado por el público femenino y otros más, es un ícono del talento televisivo latinoamericano que ha conquistado las fronteras en grandes producciones. Pero Fabián es mucho más que un dechado de virtudes artísticas, es un gran esposo y excelente padre de familia.

Hablando con ACTIVA, Fabián tiene muy claro que a sus hijos les inculca el sentido espiritual en cada cosa que hacen; no solo con recomendaciones, consejos e indicaciones, lo fomenta desde el ejemplo en casa y afuera. El artista reconoce que el mundo está muy contaminado con libertinaje e ideas de que todo es posible y permitido, sin pensar en lo que realmente es conveniente para el ser humano.

Uno de los desafíos más duros que el actor y su esposa han enfrentado es sin duda las dificultades de salud de Lucía con su intolerancia alimenticia. Este hecho ha permitido que él como padre esté más aferrado a Dios, para guiar a su familia en la fe y fortaleza que se necesita para superar cada mal momento.

Su devoción como padre es algo que tiene muy claro, Fabián quiere para Lucía y David una experiencia de familia que la vida le negó.

Su padre lo abandonó y solo hasta hace unos años atrás reapareció. El actor hizo un gran ejercicio de perdón, pero sobre todo de reflexión frente al tipo de padre que es y quiere ser: “Quiero ser el mejor ejemplo para mis hijos. Un referente de sensatez, comunión con Dios y respeto a la familia como eje central del éxito en la vida”, concluyó Ríos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.