Felipe Arias: periodista, emprendedor y un papá de fe

Con 32 años de carrera en los medios de comunicación, Felipe Arias es uno de los periodistas más influyentes en el país. En entrevista con ACTIVA, dio detalles de su rol profesional y dejó ver, además, su lado más humano al referirse a su faceta como padre.

Felipe es oriundo de Manizales, Caldas. Se formó en Producción de Radio y Televisión, y Comunicación social y periodismo. A la edad de 18 años comenzó su carrera en la emisora Veracruz Estéreo.

Con su profesionalismo integró el equipo de periodistas de Telecafé, de TV Hoy y de 7:30 Caracol. La oportunidad de pertenecer al Canal RCN llegó a su vida hace 20 años, cuando ingresó para cubrir el área política de Noticias RCN. Su talento ante las cámaras lo llevó a presentar la edición matutina de ese noticiero.

Como periodista ha participado en cubrimientos importantes a nivel nacional e internacional, entre los que se destacan los terremotos de Haití y de México, y varias elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Además, su gran trabajo y criterio periodístico lo hicieron merecedor del Premio Iberoamericano de Periodismo en el 2001, de dos Premios TV y Novelas como Presentador favorito de noticias en los años 2008 y 2018, respectivamente.

Felipe como papá

A la par de esa brillante carrera, Felipe forjó otra también, una muy especial que, al igual que la primera, le ha dado los mejores frutos: la de ser padre.  Al lado de su esposa Viviana Montenegro, ha construido una sólida familia integrada por sus tres hijos: Sofía de 18 años, Pablo de 16, y Martín de 7.

Y es que detrás de ese presentador de rostro serio y voz contundente que los televidentes ven a diario, se esconde un papá sensible, tierno y consentidor, un hombre de fe que ha formado a su familia en valores.

“Hemos fundado nuestra familia con valores y principios, eso nos ha aportado en la crianza, porque nuestros hijos son juiciosos y responsables. Practicamos el catolicismo, tratamos de ir a misa los domingos, de rezar el rosario. Dios es el centro de nuestra familia y de nuestras vidas”, aseguró Felipe.

Como núcleo han aprendido juntos a superar duras pruebas y a sacar lo mejor de ellas, como el infarto que sufrió el periodista en el 2021 que lo mantuvo hospitalizado. Dicha experiencia lo acercó más a sus seres queridos.

Felipe junto a su esposa Viviana Montenegro y sus hijos Sofía, Pablo y Martín.

“Estoy aprendiendo a compartir más tiempo con los hijos mayores, salimos a comer y conversamos. Es un aprendizaje que he tenido, el infarto me dejó varias reflexiones al respecto”, agregó.

Como padre tiende a ser comprensivo y menos autoritario. “Soy un papá un poco alcahueta, no soy duro, lamentablemente me toca ser más duro y estricto, pero soy muy comprensivo y dado a hablar con ellos”.

Sus hijos son sus grandes maestros de vida. De ellos aprende la tolerancia, la responsabilidad, el cuidado de la naturaleza y del cuerpo humano, y hasta de cómo alimentarse sanamente.

“Sofi me enseña a tener un corazón muy amplio para los demás; Pablo a ser reflexivo, a analizar, él es una persona muy centrada a pesar de su edad. De Martín aprendo a gozarme cada segundo, a ser alegre y sociable”, señaló.

Felipe como emprendedor

La pandemia significó una oportunidad de emprendimiento para esta familia. Durante este periodo nació la marca Felipe Arias, especializada en calzado y productos en cuero como morrales, cinturones, maletines y correas.

“Desde niño me gustaban los zapatos, y como buen paisa el tema del emprendimiento por generar empleo, progreso y por aportarle a la economía del país”, expresó.

Como buen amante del ámbito social desde el periodismo y el emprendimiento, se proyecta a seguir contando historias, pero a través de la pluma. Le encanta la literatura y confiesa que ya tiene varias hojas “rayadas”.

“Es el momento de empezar a contar historias, de generar reflexiones. Me proyecto como escritor y como empresario, quiero dar empleo, bienestar, esperanza, decirle a los demás que sí se puede empezar de cero y construir una empresa. No se queden callados, anuncien que viene un futuro mejor, pero de la mano de Dios”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.