La salud, una moda que nunca incomoda

Es habitual decir que la moda no incomoda, que en el afán por demostrar que se está al día en las tendencias y en lo Fashions, se da por válido olvidar las posibles molestias que pudiera causar.

La moda es pasajera, las prendas, las ciudades, los libros, las comidas, las series y todo lo que se hace por moda, pasa, y pese a que nos deja buenos recuerdos; que también son pasajeros, se reemplazan fácilmente cuando otra moda se presenta. ¡No duran!

Más el único modo de moda que nunca incomoda es tener salud y ser saludable, aunque nos toque incomodarnos al principio para llegar a ella. La tendencia está en lo saludable, en dejar hábitos, costumbres y creencias que no nos dan salud, ni que la mantienen. Lo verde, Bio, Vegan, los abrazos, las sonrisas, las terapias alternativas no invasivas, lo sostenible y lo natural se ha hecho moda, y aunque no debería ser por moda que nos acomodemos en estas etiquetas, el ejercicio es hacerlo por conciencia y amor ¡Hagamos moda!

Pongamos de moda estar sanos, pongamos de moda entregarnos a los que amamos como personas saludables, fuertes, ilimitados y grandiosos, activos y vigorosos. Una moda que nunca incomoda. Y No incomoda porque deja disfrutar cualquier otra moda que nos lleve a disfrutar más la vida sin ponernos en riesgo.

¡Que por amor propio nos regalemos a nosotros y a otros: salud!, Y celebrar nuestra recuperación permanente como quien festeja y publica las fotos de un viaje, habla de los nuevos lugares o luce una pinta. Socializar que se superó una dolencia crónica, que se abandonó la dependencia a un medicamento, publicar y compartir que la libertad y grandeza que reciben quien le duele y quien acompaña, cuando el regalo de la salud y el bienestar llega a casa para quedarse.

Que hashtags como #MeSane #Cure