Ventura Plaza es el primer centro comercial, de Cúcuta, en utilizar energías alternativas

El centro comercial Ventura Plaza junto a la empresa CENS EPM, implementaron la primera solución solar fotovoltaica para un centro comercial y de negocios de la ciudad de Cúcuta. Para llevar a cabo esta labor, se instalaron 1.232 paneles solares en los techos de esta gran superficie, con los que se espera generar 882,4 megavatios-hora por año aproximadamente, equivalente al consumo promedio anual de 430 hogares.

El sistema fotovoltaico traerá beneficios económicos y ambientales, ya que sustituirá el consumo de energía actual en un 31%y evitará la emisión de 2.329,54 toneladas de CO2 durante los 20 años del contrato firmado entre las organizaciones. Cuando la demanda de energía incremente y supere la generación de los paneles solares, el sistema del centro comercial tomará la energía de la red convencional de distribución de CENS, filial del Grupo EPM en el Norte de Santander, garantizando así el suministro permanente.

“Este es el inicio del cambio en Norte de Santander. Invito a todas las empresas o particulares que estén interesados en este nuevo camino, en cuanto al consumo de energía, se acerquen a CENS EPM y conozcan los beneficios del portafolio de energías renovables”, expresó José Miguel González Campo, gerente de CENS.

En el componente técnico de esta nueva solución fotovoltaica participó Erco Energía, empresa dedicada al diseño, ingeniería y construcción de recursos distribuidos de energía y, que desde el 2016 hace parte de Ventures EPM, programa que impulsa las inversiones de capital de organizaciones y proyectos que incorporen componentes de ciencia o tecnología aplicada.

El gerente de Ventura Plaza, Diego Yáñez Ariza, comentó que “con la puesta en operación del proyecto, contribuimos a la mitigación del cambio climático en la ciudad, al dejar de emitir cada año 116.5 toneladas de dióxido de carbono”.

El centro comercial accedió a la oferta de EPM a través del esquema PPA (Power Purchase Agreement), mediante contratos de venta de energía sola de largo plazo, en el que EPM instala los paneles solares y le factura al clientela energía que se produce con estos, cuyos precios de compra de energía son estables y en el que se paga por los kWh consumidos.