Actualidad Personajes

¡Buena Esa!

Mónica Bachue y el Padre José David Caña fueron los segundos más votados como Personajes del año en los ‘Premios ACTIVA 2019’. Su labor humanitaria y contribución social ha impactado a cientos de personas que hoy les dicen ¡Buena esa!

Padre José David Caña Pérez

Con el apoyo de la ‘Diócesis de Cúcuta’ y el ‘Plan Mundial de Alimentos’, el Padre Cañas abrió en 2017 las puertas de ‘La Casa de paso Divina Providencia’, ubicada junto a la ‘Parroquia San Pedro Apóstol’ en La Parada (Villa del Rosario), lugar en donde diariamente son beneficiados con alimentación y atención integral en salud y peluquería miles de migrantes provenientes de la hermana República de Venezuela.

Padre José David Cañas Pérez

Esta labor humanitaria ha sido reconocida por el ‘Diario Portafolio’ y destacada con el premio de la Revista Semana ‘Los Mejores líderes de Colombia’ por ser un modelo social y humanitario en zona de frontera, concebido por el sacerdote como “una obra de que inició por una olla”.

Actualmente hay cerca de 100 colaboradores, sin embargo, la invitación es a que los gremios y toda la comunidad participe de esta obra social, vinculándose a ella presencialmente o donando alimentos, medicamentos, productos de aseo, ropa en buen estado, entre otros elementos de primera necesidad.

Mónica Bachué Peña

Esta pamplonesa de crianza y cucuteña de nacimiento es una abogada que decidió reinventarse, convirtiéndose en una de las diseñadoras de modas con sentido social de más proyección de la región. Su creatividad traspasó las fronteras y constituyó su carrera bajo el sello ‘Velazca Atelier’ en diferentes ciudades del país y el exterior, llegando con su línea de ropa a Los Ángeles (EE.UU).

Mónica Bachué Peña

El mundo de la moda no solo la reconoce por sus tejidos y diseños plasmados en sus seis colecciones, ella también abandera la causa humanitaria ‘Leporinos’, que nace desde su misma experiencia. “Si me preguntas por qué dibujo leporinos la respuesta es: soy leporino y he tenido 13 cirugías”, expresa Mónica, quien con la comercialización de los productos de esta campaña dona el 26% directamente a la Fundación Operación sonrisa Colombia, en donde también se encuentran las prendas.

Este proyecto, además de explorar la ‘memoria’, como se titula la más reciente colección de la nortesantandereana, quiere contribuir de alguna manera a la sociedad. “Te invito a que te mires al espejo y te regales una sonrisa porque tú, como todos nosotros los leporinos del mundo tenemos derecho a sonreír.